Ciao Douarnenez, ¡Hasta el año que viene!

Atrás quedan los últimos meses de aventura oceánica en Francia.

El objetivo era claro, clasificar el barco, y el patrón, para la próxima Mini Transat que partirá en septiembre de 2017.

El Bicho II está prácticamente clasificado. Tenemos las 1000 millas de la calificación hechas y 800 millas en regata, el trofeo Marie Agnes Peron y la Mini Fastnet. Solo faltan las 200 millas que realizaremos el año que viene y estaremos dentro.

El plan ahora es llevarlo a Puerto Sherry y entrenar este invierno en el golfo de Cádiz, en condiciones oceánicas reales, nada de navegar cerquita de tierra, y condiciones invernales navegables.

Queremos darle caña a:

. Deporte. Estiramientos y ejercicios de resistencia, en las travesías vienen los dolores posturales, sobre todo en la espalda y las rodillas.

. Meteorología y estrategia: Fundamental saber por dónde ir y porque. A veces, la línea recta no es el camino más corto.

. Navegación: Preparar diferentes rutas, como por ejemplo al cabo San Vicente, o al estrecho de Gibraltar, o incluso a Madeira o Canarias. Preparar la ruta, su planificación, con un registro o bitácora, de modo que sirva para entrenarme para largas travesías (sueño, caca, comer, potita, miedo,…) y sirva para conocer más el barco, entrenar la navegación y optimizar las rutas.

. Sacar las polares al barco: Saber cuánto debería andar a cada rumbo y con un rango de viento. Así, cuando se esté navegando, saber si vamos bien o lentos, y porqué.

. Automatizar procesos: maniobra, preparación de las rutas, horarios de comidas y sueño. Esto es complicado, ya que depende de las condiciones meteorológicas, pero es ¡fundamental dormir y comer bien! Si no, vienen las cagadas.

. De nuevo, acostumbrar el cuerpo: sueño, potita, comida, caca, pipi, miedo, …

. Conocer la electrónica: El piloto es tu compi de navegación, a veces un poco puñetero, otras veces te salva. Lo mejor es conocerlo bien, su funcionamiento, trimar correctamente las velas para que el brazo mecánico trabaje lo mínimo. La radio donde se reciben los partes es otro cacharro digno de conocer en condiciones. Las baterías son mis mejores amigas.

. Francés: A ver si hay huevos de estudiar o hacer ejercicios de gabacho allí en el Puerto… Los partes meteorológicos en la regata los mandan en francés…

. Bricolaje: mantenimiento por desgaste o roturas. De momento vamos ok; siempre se van rompiendo cositas pero con prevención, la cosas se ponen más sencillas. Además, tenemos el kit de reparación de McGiver para arreglarlo todo.

Y poco más. Estas son las “asignaturas” de este curso, y algunas que vendrán surgiendo, de cara a llevar a El Bicho II  a la línea de salida de la Mini Transat 2017.

Además de ya tener un barcazo y prepararlo, también hay que entrenar el alma, así que, que mejor sitio para estar y navegar que en la Bahía de Cádiz, en Puerto Sherry, con grandes amigos, con la familia, con la cervecita de después del curro. Porque esto también es importante para que después no te de la pájara navegando por ahí

La temporada promete.

Besos y abrazos a [email protected]